Quisera estar siempre en tu cabeza

Quisera estar siempre en tu cabeza
Loading...

lunes, 8 de febrero de 2010

TUS LAGRIMAS


Tu tristeza causo en mí un amargo sabor a verdad mezquina

Y es que no creí que podía existir tanto amor en un hombre

Tus manos quisieron contener todo aquello que deseaba escapar de mí

Tus besos adosaban mi hablar queriendo iluminar la oscuridad de mi rostro

Y me ahogue en tu cuerpo tratando de encontrar ese, si, que tus ganas querían de mi.

Temí alejarme y temí acercarme temí equivocarme y llegar a odiarte o amarte

Amargas son mis palabras confusas sin sentimientos de bondad

Irreverente corazón sin conciencia sin demostrar que sin ti no quiero vivir

Pero no puedo dejar de pensar en aquello que me hace dudar